sábado, 9 de febrero de 2013

VIDA DE ARQUITECTO








        Mi norte con este blog, es escribir y comentarles sobre el tema de Arquitectura lo más frecuente posible, eso sí, mientras sea algo que de verdad  pueda llegar a ser interesante y útil para ustedes. Por eso ha pasado algo de tiempo desde mi último artículo, y aunque mis ocupaciones y un curso de estudio fueron parte de la razón de mi ausencia, fue solo hasta este momento cuando finalmente vino a mi la idea del tema que me motiva hoy a reencontrarme con ustedes en este espacio.
            Es que las cosas pasan así, de repente y sin aviso alguno, pero van directo a tocar las puertas de la intuición, que enseguida se da cuenta que uno se ha topado con algo que es digno de contar, y por tanto de inmediato me puse manos a la obra.
            Son básicamente dos los hechos que me motivaron a reunir palabras para este articulo, el primero se trató de unas entrevistas, que como parte de una tarea de su facultad, me hicieran dos buenos amigos de mis hijas, uno estudiante de arquitectura y otro de ingeniería, sobre mi experiencia como estudiante y luego como profesional de Arquitectura. El segundo evento, también muy importante, fue más fortuito, pues ocurrió por casualidad mientras veía televisión, al ir cambiando canales, de repente me encontré con un excelente programa que trataba sobre una entrevista que le hicieron al gran Arquitecto Daniel Libeskind, y en la cual este comentaba detalles muy interesantes y especiales de esta área, que terminaron de inspirarme para producir los comentarios de estos párrafos.
            Cuando inicié este espacio dedicado a la Arquitectura, lo hice con un artículo sobre la formación y educación del arquitecto, y continué luego con otros variados que mostraban las distintas formas en que esta ciencia creativa actúa y se expresa en nuestro día a día. Hoy quise regresar al tema de la capacitación de los arquitectos, pues considero que es muy importante para entender  esta disciplina en si misma y también a los profesionales que hacemos vida en la misma.
            Fueron justamente las entrevistas que les mencioné antes, las que me hicieran a mi y la que vi en la televisión,  las que me llevaron a reflexionar acerca de mi propia formación, y me permitieron darme cuenta que no había hablado antes con nadie sobre este punto, por lo cual me pareció muy oportuno contarles un poco de mi propia experiencia en este mundo de formas, funciones y creatividad, y contribuir en lo posible a ampliar la visión que tengan de este. Como nunca me había parado a pensar y concretar alguna opinión de mi propio entrenamiento y desarrollo como arquitecto, descubrí cosas nuevas de esta carrera que me han hecho apreciarla aun más, y por eso en cierta forma siento gran alegría al compartir estas líneas con ustedes pues son inéditas.




            Al realizar la entrevista con el estudiante de arquitectura Fernando Lares, conversamos mayormente de mis vivencias en la facultad, mientras que con David Velasco el aspirante a ingeniero, nos enfocamos más en mi experiencia y desarrollo como profesional.
            De la vida en facultad se me preguntó, entre otras cosas, como había sido en general, y para mí fue muy fácil contestar que esta había resultado excelente, en especial porque en mi caso, luego de investigar y analizar algunas alternativas, había encontrado que Arquitectura definitivamente era y es mi carrera, la que más me gusta y la que responde a lo que quería dedicarme en la vida. Luego continuamos conversando referente al pensum de estudio, cuáles eran más o menos las materias que había estudiado, si eran suficientes para luego ejercer la profesión, y claro, cuales fueron mis preferidas y cuáles no. A este respecto contesté lo siguiente : “ Me parece que si hay suficientes materias para comprender y aprender el oficio de Arquitecto, pero claro está que posteriormente, siempre hay que seguir reforzando y renovando conocimientos para especializarse o simplemente para estar al día, esto es válido para todas las carreras y creo que es indispensable para hacer un buen trabajo sostenido en el tiempo.”
            Todas las materias para mí fueron interesantes, pero las que personalmente preferí fueron el taller de diseño, por ser aquella donde se desarrollan los proyectos, y la de historia de la Arquitectura, pues siempre me ha apasionado los orígenes de esta disciplina. Ahora bien, si debo hablar de las que no me parecieron totalmente de mi gusto, tengo necesariamente que mencionar las matemáticas y las estructuras porque no soy muy amigo de los números, pero sin duda es algo muy personal, pues pienso que cada quien tiene su opinión y preferencias y, de hecho, estas van determinando la tendencia y el camino que cada cual tomará luego en el futuro al trabajar una vez graduados.





            Al seguir hablando, abordamos el tema ambiente de estudio, compañeros, profesores y todas aquellas personas que me rodeaban cuando estudiaba, y de nuevo no tuve dudas en la respuesta: “Para mi fortuna (le comenté) en mi facultad me encontré los mejores compañeros, profesores y personal que se puedan encontrar en un lugar académico, y esto, no solo hizo más placentera mi estadía en la facultad, sino también más completa mi preparación, ya que cada una de las personas que encontré y conocí, me dejaron un importante aprendizaje que todavía hasta hoy es una guía en mi vida cotidiana.
            Al finalizar esta primera entrevista, mi interlocutor me interrogó, acerca de qué consejos le daría a los actuales y futuros estudiantes de Arquitectura, y le respondí: “Es muy importante que el que escoja como carrera Arquitectura o cualquier otra se asegure que es su camino y su área, siempre se debe seguir lo que nos gusta y es totalmente afín, para que luego el ejercicio de la profesión sea positivo, productivo y rinda buenos beneficios a los usuarios finales. Hay siempre que ser muy éticos y pensar en el colectivo, pues la Arquitectura es para la gente y no solo para el Arquitecto, ambas partes deben quedar satisfechas con cada obra construida. La Arquitectura hay que realizarla con conciencia social y ambiental, y queriendo lo que se hace, así saldrá siempre todo bien”.




            La segunda entrevista que tuve el gran placer de tener, como ya les había mencionada más temprano en este articulo, la condujo David Velasco estudiante de ingeniería, y la incluiré aquí directamente con las preguntas (P) y respuestas (R) tal como fue, para hacerles más práctica su lectura y comprensión, y fue así como sigue :

P1+Que credenciales académicas se requieren para poder desempeñar su trabajo?
R “Sin duda alguna la credencial básica y esencial es el título profesional que cada quien obtiene en la universidad, pero por supuesto, mientras más preparación y conocimientos se tengan será mejor. En especial todo aprendizaje empírico, o sea, ese que solo se aprende haciendo y que ningún libro nos enseña, será una ventaja a la hora de emprender la responsabilidad de cualquier labor. La mejor teoría es la práctica.”

P2+Cuantos años de experiencia se necesitan para desempeñar su cargo?
R “Para mi cargo en especifico, Asesor y gerente de construcción, sería bueno contar con un mínimo de 10 años de labores en el área para llevarlo a cabo, pero en algunos casos, podrían ser menos años si la mayoría de los proyectos acometidos por el Arquitecto en su trayectoria han sido de gran envergadura y responsabilidad, lo cual nos comprueba de nuevo que la experiencia práctica que se tenga, pesará siempre más a la hora de ocupar puestos de altos niveles, en especial si se trata de la fase de construcción de los proyectos.”




P3+Que actividades realiza diariamente en su trabajo?
R “El trabajo diario varía mucho según valla desarrollándose el proyecto. Este tiene varias fases, y cada una de ellas comprende de distintas y variadas actividades, así entonces, según en la etapa en la cual se encuentre dicho proyecto, se pueden realizar trabajos como por ejemplo, de supervisión, dirección, investigación, seguimiento, búsqueda de materiales, solución de problemas surgidos en la ejecución de obra y muchos otros mas, en síntesis, no hay dos días iguales, ni tiempo para aburrirse, es muy dinámica la labor en esta área.”


P4+Que es lo que más le gusta de su trabajo?
R “Cuando a uno le gusta y ama su trabajo todo le parece interesante y bueno de él, ahora bien, como señalamos antes, cada Arquitecto y profesional de toda carrera, va adquiriendo con el tiempo una tendencia hacia ciertas áreas o especialidades de su disciplina, y ciertamente es porque este comprende que es la parte que más le atrae o es capaz de hacer mejor, por eso es que afortunadamente todos y cada uno podemos finalmente desarrollarnos en el área que más nos gusta de nuestra profesión.”

P5+Cuales son los problemas más frecuentes que resuelve en su trabajo?
R “Cada proyecto es diferente uno de otro, y por tanto pueden acontecer variados tipos de problemas. En algunos los inconvenientes son de orden administrativo simplemente, pero también puede fallar en momentos dados la parte técnica, los materiales, el personal y hasta el clima, y en fin, cualquier factor que intervenga en el mismo, y lo mejor que podemos hacer es permanecer abiertos, alertas y preparados para solucionar el obstáculo tratando siempre de no afectar la calidad de dicho proyecto. Cada obra es una gran suma de partes que pueden en ciertos instantes presentar un problema, por lo que tenemos que tener esto presente y realizar siempre una buena planificación, pues la prevención también es un excelente método a la hora de que surja cualquier situación especifica que afecte un trabajo.”




P6+Que opina acerca del campo de trabajo en esta especialidad?
R “Para los tiempos que corren sin duda hay ciertas dificultades para conseguir trabajo en esta área de Arquitectura dado las situación general a nivel mundial, pero aun así hay que insistir y perseverar. Ahora bien, en condiciones normales, esta especialidad tiene un amplio abanico de posibilidades, desde la construcción hasta el diseño de interiores, y desde la docencia hasta todo tipo de asesorías, incluyendo ventas técnicas, por lo que en verdad el trabajo en este campo siempre es y será posible, en las labores donde la base es la imaginación y la creatividad no existen límites, uno puede hasta crear un área nueva de trabajo.”

P7+Cuales son los lugares típicos de empleo para esta área?
R “Mencionamos justo antes, que esta profesión tiene múltiples alternativas en el campo laboral, y por tanto ciertamente, también los lugares en los cuales se puede ejercer la misma son numerosos, y esto es válido tanto para el tipo de empresa en la cual se puede trabajar, como también en lo referente a la ubicación geográfica, pues donde se necesiten espacios que desarrollar o simplemente alguna idea que aportar en cuanto a crearlos, siempre habrá una posibilidad para el Arquitecto y la Arquitectura.






            En esta segunda entrevista la pregunta final también fue sobre que consejos  daría, a los profesionales de la carrera, en cuanto al ejercicio de esta disciplina arquitectónica, y aunque expuse variados tips, me volví a enfocar en cuán importante era la ética, honestidad y conciencia social que hacen falta para lograr un muy buen servicio en esta área, ya que dichos factores son los más importantes para que los resultados sean óptimos y consigan mejorar la calidad de vida de las personas que utilizan los espacios creados por los Arquitectos.
           
            Junto a estas entrevistas, como ya saben y les mencioné antes, también un programa de televisión se sumó para motivarme a hacer este artículo. En el mismo el gran Arquitecto Daniel Libeskind, conversaba y comentaba acerca de su experiencia en la profesión y de sus múltiples aspectos y detalles, y para mi alegría y sorpresa, también hizo énfasis en la importancia de la honestidad y la ética que son necesarias para laborar en esta área si se quiere conseguir darle a la gente espacios dignos y buenos para vivir, dando incluso a entender que solo así podríamos hablar de verdadera Arquitectura y, de hecho, lo resumió en una frase así : “ Si la Arquitectura no es una profesión ética, entonces que es.”
            Estoy en total acuerdo con la opinión del Arq. Libeskind, y por eso hoy me hago eco de sus palabras a través de mis líneas, pues también para mi la Arquitectura debe hacerse buen cargo de los seres humanos, y darles siempre mejores espacios donde vivir y realizar todas sus actividades, y por eso hay que desarrollarla con mucha conciencia social y la mejor voluntad de servir a toda las personas, ya que para el bien de estas es que se realiza.
            Es además muy bueno comprobar que arquitectos de la talla de Libeskind, se tomen verdadero interés y preocupación por hacer una Arquitectura siempre más humana y que responda, lo más posible, a las necesidades de quienes luego harán uso de ella, un buen ejemplo a seguir para todos los que laboramos en este creativo trabajo.



 *


            La Arquitectura es sin duda un tema y una profesión que da para mucho, es la frontera perfecta entre arte y técnica, siendo un buen y necesario equilibrio entre ambos para que ninguna de las dos partes tenga demasiado predominio, de forma tal que se logre un resultado lo más apropiado que se pueda para la gente, sea cual sea el proyecto u obra de que se trate. Los Arquitectos en su formación y luego mas tarde en su profesión, deben tener siempre como norte la principal y básica razón de esta disciplina, y esta es, proporcionar a los individuos espacios para su bienestar y que mejoren su vida y actividades, de lo contrario, solo obtendrían simples objetos decorativos, que solo se distinguirían de los que utilizamos en nuestros hogares por su escala.
            Bien, espero sinceramente que mis comentarios de esta nueva entrega les hayan sido gratos, interesantes y de utilidad, y que les motiven a querer seguir sabiendo siempre mas de esta apasionante área, sea cual sea la relación que tengan con la misma,  y de la que sin falta les seguiré conversando en futuras oportunidades, gracias! por leerme, saludos

Agradecimientos : Gracias a los futuros profesionales Fernando Lares y David Velasco por haberme permitido el honor y el placer de haberles sido útil en sus labores de Facultad, y por inspirarme y motivarme a realizar este nuevo articulo, les deseo todo el éxito del mundo.

Dedicatoria : Este articulo está dedicado a todos los que hacen vida en la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad del Zulia (FAD), por cumplirse 50 años de su fundación, felicidades!, y gracias por todo lo que hoy soy como Arquitecto.

* Imagenes tomadas del buscador Google 


viernes, 13 de mayo de 2011

ARQUITECTURA DEL SOL NACIENTE (2)

            La vida continúa indetenible. Han pasado alrededor de dos meses desde los dramáticos eventos de Japón, que motivaron que aplazara mi segunda entrega del artículo sobre la Arquitectura asiática, pero pienso que ya es buen momento para continuar y poderlo publicar. En aquellos días, y dado que ese país es uno de los más importantes de esa región oriental, quise con toda razón y por total solidaridad, mostrar mi respeto hacia los japoneses, posponiendo mis comentarios sobre dicho tema para apoyarlos en ese momento tan difícil que estaban viviendo, pero habiendo transcurrido el tiempo y viendo como la vida va retomando su curso para ellos, creo que ahora finalmente puedo entregarles esa segunda parte prometida de mi resumen sobre la labor arquitectónica de los asiáticos.




           Continuaremos claro está hablando del tema en forma general, ya que por supuesto, a nivel local, cada ciudad de Asia pone su aporte particular y personal en todo lo que hacen, y esto es digno de exponer en capítulos aparte dedicados a cada caso en especifico. Cosas como el Feng Shui  por ejemplo, un arte de diseño muy especial basado en la naturaleza, que se originó en China y que es usado en muchos lugares no solo de esa parte del mundo, y que sin lugar a dudas merece ser tratado como tema único y principal, al igual que tantas otras singulares expresiones de esta maravillosa cultura, de las cuales seguramente les hablaré en siguientes oportunidades.
            Pero siguiendo entonces con nuestros comentarios, es importante señalar que en la Arquitectura asiática, sobre todo en la china y la japonesa, los espacios se conforman a partir del rectángulo como unidad básica de diseño, y por eso hay tanta armonía en sus edificaciones, las cuales además son diseñadas con principios de equilibrio y simetría, algo que se nota también en su filosofía de vida, y por lo que quizás el resultado es tan agradable a la vista como para el espíritu.






            Es típico ver en los edificios asiáticos un patio central rodeado por habitaciones a sus lados, ya que para muchos templos, viviendas y otros espacios de esta cultura, este es un principio fundamental para su diseño, que se complementa además con espacios interiores que denotan los valores éticos y sociales de su gente. Por eso en todo lo que respecta a su obra arquitectónica, chinos, japoneses, coreanos, etc, siempre logran un aspecto impresionante desde muchos puntos de vista y que también expresa a la vez mucho dinamismo y hasta un aire de misterio.





            Las viviendas tradicionales de esta exótica zona de nuestro planeta, son muy cálidas, de una escala humana única y siempre tratan de estar lo más posible en armonía con la madre naturaleza, por eso es frecuente el uso de materiales nobles como la madera, que junto con el adobe o ladrillo y las tejas, dan a estas casas un especial toque humano y mágico a la vez, lo que nos hace sentir completamente a gusto.





           Internamente todos sus espacios guardan una proporción sumamente armoniosa y confortable, pues la estructura de madera les permite espacios amplios y muy bien ventilados, que generalmente están muy sencillamente decorados pero con detalles que pueden ser bien interesantes y particulares. Las habitaciones tradicionalmente en esta cultura, son asignadas según la posición de cada persona en la jerarquía familiar, así pues al jefe de familia le corresponde el dormitorio principal, mientras que los más ancianos son ubicados en la parte posterior de la vivienda, dejando las alas izquierda y derecha de la casa para los más jóvenes.






           Un detalle muy curioso e interesante de la construcción asiática lo constituye el hecho de que, por el uso que se hace de la madera en la estructura de sus edificios y viviendas, al tener que protegerla para que no sufriera serios deterioros los asiáticos se las ingeniaron cubriéndola con pintura de laca, lo cual dio origen a su típica y original decoración con colores tan vivos y cargada de tanta simbología y que a la vez fue una excelente protección para el material usado.
            Específicamente en China además, la decoración interior incluye muy frecuentemente, el uso de la milenaria caligrafía del país la cual es considerada un arte, pues sus trazos que forman especies de símbolos, son verdaderas piezas artísticas, que tienen para más la gran virtud de poseer mucha significación y que por tanto nos expresan la gran sabiduría de esta hermosa cultura.





           Los chinos además cuentan con una de las mitologías más ancestrales e interesantes que hay entre las culturas antiguas de la humanidad, y ciertamente no la dejan fuera de sus obras arquitectónicas, por lo que no es extraño ver, en especial en los edificios y espacios sagrados, como templos y cementerios, las clásicas figuras de dragones, aves, fénix, tigres, águilas y otros seres mitológicos como tal, que definitivamente nos hacen comprender que estamos frente a una de las arquitecturas más significativas, completas y con mas personalidad que se conozcan.
             La cultura asiática verdaderamente es un tesoro para la humanidad por donde se le mire, partiendo de una sólida base espiritual hasta llegar a las más básicas necesidades nos han logrado dar grandes lecciones dignas de seguir, desde su comida y rituales del té, hasta su arte y tradiciones, pasando por sus varias filosofías, esta tierra de luminosas ciudades no deja de sorprendernos. Por mi parte y porque está a la vista mi interés e intención, mis comentarios se los he dedicado a su arquitectura, pero claro está que no dejan de interesarme todas las otras facetas de este mágico mundo de oriente, por lo que no me cansaré de leer, investigar y aprender siempre mas acerca del tema y les invito a hacer igual para que descubran por ustedes mismos, muchas más sorpresas de este misterioso continente llamado Asia.




AGRADECIMIENTO ESPECIAL :
            No puedo terminar este artículo sin agradecer la  importante colaboración de mi amigo el Arquitecto Willy Lee, quien además de permitirme usar sus fotos, me dio la oportunidad de conocer de cerca su cultura gracias a su amistad y a la de su maravillosa familia…

*FOTOGRAFIAS : Tomadas y cortesia del Arq. Willy Lee
* TEXTO : Editado por Valeria Pignatelli


miércoles, 16 de marzo de 2011

EN APOYO A JAPON

La naturaleza es impredecible, aun muy misteriosa, y poderosa en todas sus manifestaciones. Nadie podía imaginar que se presentaría de la forma en que lo hizo en las costas del Japón, con un terremoto y tsunami tan fuertes, pero lamentablemente sucedió.



Días atrás, en Febrero, al escribir mi artículo sobre la arquitectura asiática, tampoco pasó por mi mente semejante evento, y aunque uno lo tiene presente en la conciencia siempre, pues esa es una zona donde terremotos, maremotos y tifones están a la orden del día, no se piensa que suceda nunca con tanta violencia y magnitud como el ocurrido.
Prometí entonces, en esa primera parte de mi publicación “Arquitectura del sol naciente”, volverles a hablar del que hacer arquitectónico del lejano Oriente en una segunda entrega, pero vistos los terribles acontecimientos, y peor aún, las pérdidas humanas, en respeto a todo los Japoneses, diferiré mis comentarios para otro momento más oportuno, y dejaré en su lugar esta nota de solidaridad y apoyo para el Japón en una de sus hora más oscuras.

Estamos con ustedes hermanos Nipones, y tenemos fe en su espíritu guerrero y su gran sentido colectivo y humano que siempre los ha hecho salir adelante en los momentos más críticos de su historia, son y siempre serán un ejemplo para el mundo por su capacidad y sabiduría para enfrentar los fenómenos naturales y las crisis más complejas que se presentan en este planeta.

*

Les acompañamos de corazón en su sentir, y les enviamos nuestros más sinceros deseos y buenas energías para que superen pronto tan difícil prueba.

* IMAGENES : tomadas del buscador Google

domingo, 6 de marzo de 2011

ARQUITECTURA PROTAGONISTA

Cuando emprendí la agradable tarea de realizar este Blog, lo hice motivado al deseo de hacerles llegar el tema de la Arquitectura, a todos los interesados en ella, de una forma simple y amena, pues siento que esta aun siendo técnica y científica, sin duda es también muy humana y algo para disfrutar plenamente.
            Así pues en principio, y por la necesidad de que conocieran mi forma de pensar como Arquitecto, expuse algunos comentarios e ideas de cómo creo que Arquitectura y Arquitectos debieran ser, y aunque sin falta volveré a mencionar, tal vez mas adelante, más al respecto sobre ese punto, ahora considero ideal el momento para dedicarle unas líneas a otras áreas que comparten junto a esta ciencia de proyectar intereses en común de todo tipo.


            El séptimo arte, el Cine, es una de esas áreas en donde encontraremos a la Arquitectura, no solo en los estudios creando los sets de escenografía donde se ambientaran las películas, sino también, siendo tema y hasta protagonista, como sí misma ó a través de algún personaje en el rol de Arquitecto, para así de esta forma hablarnos de ella y mostrarnos sus múltiples facetas.
            Es así como llegan a la gran pantalla, historias en las que alguno de los actores principales es Arquitecto, o lo es quizás uno de los secundarios, o bien hay (en la película) una oficina de Arquitectura en la cual se desarrolla parte de la trama, o en fin, muchas otras situaciones en las que se incluye el tema arquitectónico.

            Pienso que hay variadas razones, por las cuales los que hacen cine, gustan incluir en sus producciones el tema de la Arquitectura. Una sin duda, es el hecho de que ésta se relaciona mucho con el arte, y por tanto, resulta muy afín y compatible con el mundo del celuloide.
            Otras muy buenas justificaciones por las cuales el que hacer arquitectónico va al cine, son seguramente, el lado humano que muestra esta área si se está tratando además el tema social, y por su fácil adaptación a cualquier historia que quiere ser contada, ya que es muy común su cotidiana presencia en la vida de la gente.
            Pero la mejor de las causas por la cual pienso que esta ciencia de proyectar es presentada en pantalla, es quizás por el mensaje de libertad e independencia que lleva consigo misma, y por lo ideal que es para estimular la imaginación de cualquiera, y sin duda estas son cosas que los grandes cineastas quieren generar en todos aquellos que ven sus trabajos.


            Por eso vemos el tema de la Arquitectura en películas que van desde las del tipo de ciencia ficción, como “El Origen”, por cierto muy premiada en la última edición del premio de la Academia, hasta las comedias románticas como “Bajo el sol de la Toscana” en donde se muestra una fantástica analogía entre la restauración de una villa de esa mágica región italiana, y la historia de su protagonista quien pasa por un sufrido divorcio y debe reiniciar su vida, y donde ambas a la vez van reconstruyéndose en paralelo hasta concretar un merecido final feliz.



            Es muy interesante y sabia esta comparación que hacen, entre la restauración de una casa y el reinicio de vida de una persona, en esta muy bien lograda película, pero de igual forma en la de la filmación de “La Casa del Lago”, logran también esa mezcla entre lo humano y lo arquitectónico que resultan en una serie de buenas lecciones de vida, de verdad ambos trabajos son excelentes y sin ninguna duda les recomiendo verlos.


            Bueno……estamos viendo lo inquieta y variada que puede ser esta noble ciencia de diseño verdad?, pues falta mucho más que decir de ella, así que seguiremos conversando de este mundo creativo en las próximas entregas.
    IMAGENES : tomadas de buscador Google y de este blog       

lunes, 7 de febrero de 2011

EL ARQUITECTO Y LA HISTORIA

LA HISTORIA
Hemos oído con frecuencia que el presente está determinado por los hechos pasados, y que los hechos de hoy determinan el futuro.
Los hechos del pasado son la Historia, y al revisar su concepto (1) : a) es el pasado, b) es tradición, o sea, la trasmisión de creencias y técnicas en el tiempo, c) es la totalidad de los modos de ser y de las creaciones humanas en el mundo, d) es el sujeto de la historiografía, nos damos cuenta que para obtener un mejor conocimiento de nuestro presente y aspirar a un mejor futuro, debemos investigar y analizar la historia, ya que el saber no es algo solo del hoy.
Sobre todo en nuestros tiempos, esto es aun más una realidad, pues hay acumulados unos cuantos miles de años que constituyen una buena suma de conocimientos que no son nada despreciables para cualquier ciencia que se precie de hacer las cosas bien.


En cuanto a la Arquitectura, la historia es imprescindible para poder conocer el pasado de esta área y así comprender mejor el presente de la misma, es decir, el cómo y porque ha evolucionado en sus distintas formas y técnicas hasta el día de hoy. Esta información nos será de gran utilidad para tomar las mejores y más apropiadas decisiones a la hora de realizar un proyecto y luego construirlo.


Esto que hemos mencionado con anterioridad, se evidencia mejor aun si analizamos algunos ejemplos : 1) tomando el concepto de historia b) citado antes, vemos como el arquitecto, en determinado momento, puede decidir retomar una técnica o detalle constructivo del pasado para realizarlos en su obra presente, por ser estos todavía muy actuales y útiles. En efecto podemos ver cómo, no solamente detalles, sino también estilos y sistemas constructivos completos, son retomados del pasado para reutilizarlos en nuestra época, tal es el caso del Post-modernismo o el Neoclásico.    
2) También, por otro lado, aludiendo al concepto c) que también mencionamos antes, observamos en cuanto a los modos a los que se hace referencia en este concepto, que determinadas formas de hacer las cosas en el pasado pueden ser todavía útiles en el presente. Visualizamos esto mejor, ayudándonos con el ejemplo de los casos de desastre natural que han ocurrido últimamente. Un análisis posterior hecho en algunos de los sitios donde ocurrieron las catástrofes, mostró datos interesantes que indicaban que los habitantes de dichas zonas afectadas, en el pasado, no construían ninguna edificación en esos lugares, pues sabían por experiencia que estos no eran aptos para vivir. Pero el paso del tiempo, muchas veces borra las señales visibles para entender que ciertos y determinados espacios no son adecuados para el hábitat humano, entre otras cosas, por la distancia del periodo de años entre evento y evento natural, por lo que solo si alguien investiga a fondo y como es debido, considerando los específicos mapas y datos históricos, podría descubrir esos detalles importantes que le permitirían entender bien el caso y así se lograrían evitar muchos acontecimientos graves, o por lo menos serian menores.
Este último ejemplo por si solo ilustra lo importante que es la historia para la arquitectura. Con una simple investigación del pasado, se pueden obtener informaciones que son vitales, más aun si esta indagación es acuciosa. En la labor arquitectónica la historia nos presta ese apoyo al hablarnos de la cultura, de los hechos de un lugar, de datos y detalles que pueden ser muy valiosos, de factores no visibles a primera vista, o que han sido borrados por el tiempo, y que pueden resultar invaluables a la hora de proyectar lo nuevo.
La historia no es solo para labores en las cuales estén involucradas edificaciones consideradas patrimonio histórico, donde su necesidad es prioridad. Esta ciencia es sumamente indispensable para razonar acerca de la arquitectura y el papel del arquitecto en la misma, incluso útil para reflexionar sobre la gente y el entorno que en determinados momentos ambos afectan.
En fin, me inclino a creer que así como la filosofía profundiza en el pensamiento del hombre para que este tome conciencia de sí mismo como ser humano, la historia de la arquitectura profundiza en la arquitectura, para que el arquitecto tome conciencia como profesional de la misma.


RELACION ARQUITECTO – HISTORIA
Desde que el ser humano sintió la necesidad de tener un refugio donde resguardarse, simplemente lo ha venido construyendo de acuerdo a la forma en la que pensaba debía vivir. Al ir cambiando y progresando su pensamiento en el tiempo, fue evolucionando, por supuesto a la par, su forma de vivir y por tanto su forma de hacer arquitectura y construir. Esta arquitectura al principio informal, se convirtió en una actividad básica y necesaria del hombre y requirió, no solo que se ordenara como disciplina o ciencia, sino que algunos individuos se dedicaran a ella permanentemente haciendo de esta su oficio o profesión de vida. Por tanto cuando el primer arquitecto se asomó por fin oficialmente a la historia, ambos, arquitecto e historia, tenían su vida entrelazada irremediablemente.
Quizás por eso es que E. Raskin afirma: “El arquitecto es tan historiador social como un escritor. Considero en cuanto a esto, que es posible incluso, que la historia simbólica del arquitecto sea más honesta, y sin tanta distorsión, que la retórica del escritor-historiador. (quien la filtra según su punto de vista).”
La arquitectura y el arquitecto influyen en la vida del hombre. La vida del hombre en el tiempo hace la historia e influye en la arquitectura. Por tanto, entre arquitecto e historia, podemos hablar sin lugar a duda, de una relación dialéctica, en la cual el primero aprende e influye en la segunda y viceversa. Hegel y posteriormente Marx, habían ya afirmado la relación dialéctica entre el hombre y la historia, el tiempo se encargó de reafirmar la que hay entre arquitecto e historia de la arquitectura.


El arquitecto cuando hace una buena labor arquitectónica, es decir, cuando utiliza todos los factores y conocimientos que la integran, deja la historia escrita con los hechos representados en su obra. Todos sabemos la cantidad de información que, en efecto, se ha obtenido observando y estudiando todas esas edificaciones, ruinas monumentos, etc., que el arquitecto ha dejado a través del tiempo, como huellas claras y sintetizadas de la forma de vida del hombre desde los comienzos del tiempo hasta hoy en día. Ninguna de esas obras y construcciones de todo tipo hubieran podido transmitirnos tanto saber sobre nuestros antepasados y sus costumbres, si no hubieran sido realizadas con una arquitectura integral, que de seguro incluía técnica y estética, como también humanismo y autocritica, que obviamente derivaron del estudio histórico que seguro hicieran quienes entonces las construyeron.
Tal vez la historia en sus principios, por haber sido tan joven, no pudo ofrecer tanto al arquitecto como ahora en su madurez. Pienso que, en algún momento en esos inicios, donde prácticamente el tiempo apenas se estrenaba, no se podía hablar de una historia como tal, pero con el simple paso del tiempo, la validez de esta ciencia retórica se ha reafirmado y de esta manera confirmado así su positivo apoyo al arquitecto.



Finalmente, vemos ahora bastante claro porque la historia no puede ser considerada solo como acontecimientos y hechos pasados, y también ha quedado explícito, que el arquitecto debe disponer tanto de conocimientos técnicos como humanísticos, para que su obra esté completa y tenga sentido. En todo caso, si entre estos dos buenos compañeros, arquitecto e historia, hubiese cualquier duda, cuentan con su gran aliada la investigación, que ya hace tiempo ha demostrado la buena relación que siempre habrá entre ellos.

FOTOGRAFIAS : Tomadas y cortesia de Monica y Oswaldo Arellano, EDITADAS : por Valeria Pignatelli                             ROMA 2008
(1) Nicola Abbagnano, " Diccionario de Filosofia "

miércoles, 2 de febrero de 2011

ARQUITECTURA DEL SOL NACIENTE

…..y luego de haberles hablado un poco acerca de la formación y capacitación del arquitecto en mi pasado artículo, quisiera ahora continuar y comentarles sobre una de las arquitecturas que considero más especiales y con carácter que existen: La arquitectura asiática.



Como estamos además iniciando el año nuevo Chino, hoy 2 de Febrero de 2011, pienso que es muy propicio dedicarle estas líneas al que hacer arquitectónico de este gran país como es la China, para así acoger y aprovechar esta ocasión tan especial e importante para ese hemisferio.
Ciertamente, también ayudó a decidirme a escribir sobre el tema, el afortunadísimo y oportuno envío de unas estupendas fotos, que me hiciera hace unos días, mi muy buen amigo y colega el arquitecto Willy Lee, y que lógicamente de inmediato motivaron en mí esta idea de compartir con ustedes un poco de esta mágica cultura milenaria, a través de este canal, de estas imágenes y palabras, y gracias por supuesto al deseo de mi buen amigo de encontrarse con sus raíces.


La Arquitectura Oriental es por tanto, sin duda alguna, algo para dedicarle mucho tiempo y estudio porque de verdad lo merece. Además, no siempre se tiene la suerte de visitar estas tierras del tigre y el dragón, y por eso me motivé más aun a traer a este espacio estos párrafos.
Los asiáticos, y en especial en el caso de la China, poseen conocimientos muy profundos e interesantes de la vida en su totalidad, y esto es porque son una de las civilizaciones más antiguas del mundo, lo que les ha asignado un buen cúmulo de experiencias dignas de admirar y aprender.


Tienen entre muchas otras cosas una mitología y varias filosofías que, además de estar llenas de gran sabiduría, son realmente fabulosas para el espíritu, y que obviamente están expresadas en todo lo que allí se hace.
Su arquitectura, como parte de su expresión, está repleta de esa esencia de su saber, y como a la vez son creadores y poseedores de un importante simbolismo, entonces esta también está cargada de una significación muy enriquecedora para todos los que tienen el placer de vivirla.
En Oriente los valores espirituales siempre han tenido prioridad sobre los valores materiales, y la obra arquitectónica de estos lares nos habla de esto. Claro, en nuestros días, también en esta parte del mundo la globalización ha logrado infiltrar los criterios de los arquitectos asiáticos que, sumados a los de aquellos que también de todas partes del mundo construyen sus proyectos ahí, han agregado a la arquitectura autóctona, los símbolos y lenguajes de Occidente, pero esto lejos de perjudicar, ha hecho más rico e interesante el paisaje urbano asiático.


Vemos entonces como hoy, templos, casas y edificios que muestran su edad y fisonomía totalmente oriental, se relacionan con mucha armonía con sus homónimas producciones arquitectónicas occidentales, apoyando así de alguna manera el criterio de Ying y Yang propio de este lado del planeta donde nace el Sol.
Los techos de tejas curvados que hablan de filosofía, se mezclan en múltiples maneras al vidrio y acero de los edificios propios de las urbes occidentales, y el resultado es una interesante conversación entre culturas y formas que nos llena la vista y la mente de nuevas estructuras de ciudades.



Las dimensiones y la escala de la Arquitectura China, hablan de la gran extensión de ese país y, ciertamente también, de su larga historia de centenares de años. Parados en la inmensa y famosa plaza, donde tiempo atrás un hombre desafiara a un tanque de guerra, comprendemos esto sin dejar de percibir la parte humana, que resalta a través de la infinidad de detalles que cada edificio nos muestra.
Hasta aquí, parecería que estoy parcializado y totalmente a favor de esta Arquitectura muy particular, pero créanme no exagero para nada en mis comentarios, lo que sucede es que la labor en esta área siempre debe ser significativa y humana, y pienso que nuestros amigos del lejano oriente lo han logrado hacer muy bien en la que ellos realizan en todas sus ciudades.


Por supuesto, y como la arquitectura también depende del factor político, aunque no es uno de mis preferidos, pienso que sería mejor que existiese en algunos casos del continente asiático, la completa libertad que necesita esta creativa ciencia para actuar, pero aun a pesar de todo, la imaginación, aun en esos sitios donde no se es libre de forma total, la Arquitectura muestra que ha vencido e impuesto su verdad. Volveré pronto a hablarles de la Arquitectura de Asia y sus alrededores, como mencioné anteriormente merece más tiempo, y por tanto más capítulos...Ah!...y Feliz Año Nuevo Chino!..Año de la Liebre.







FOTOGRAFIAS : tomadas y cortesia del Arq. Willy Lee, China 2010

viernes, 3 de diciembre de 2010

LA FORMACION DE ARQUITECTOS

Hay muchisimo que decir de la Arquitectura y todo lo que la rodea, por lo que pienso que es bueno empezar desde el primer paso que se dá para llegar a ella como profesional.....
Educación y Arquitectura
Breves comentarios acerca de la formación del Arquitecto


Arq. Massimo Pignatelli





 CONTENIDO

-Introducción
-Formando Arquitectos
-El Arquitecto
-La Creatividad
-Comentarios finales


 *

INTRODUCCIÓN

        El tema de la educación y la formación es sumamente amplio y complejo.
            Por eso al tratar de comentar y escribir estos párrafos acerca del mismo, prefiero y aprovecho tan importante ocasión, para referirlos y limitarlos al campo de la formación e instrucción de los Arquitectos, dado que es mi área de competencia e interés, y aquella en la cual quisiera colaborarles como docente de esa su prestigiosa Universidad.
            Ahora bien, considerando que un método de enseñanza es bueno y necesario, para hacer más efectiva la tarea de transmitir conocimientos al formar individuos, y entendiendo que el usado por ustedes es excelente, me gustaría enfocar mi artículo, para hacerlo más específico, y desarrollarlo en base a mi experiencia y vivencias en mi labor como profesor, de manera tal que a través de mis comentarios e ideas puedan conocer más sobre mi persona, y así confirmen mi vocación para la docencia, y cuan motivado estoy para laborar en su prestigiosa Facultad de Arquitectura, en la formación de los futuros Arquitectos que ahí inician su camino.
            Comentaré y hablaré por tanto, de los factores o herramientas que, junto a todo método de enseñanza, deben estar presentes en el aula de estudio, y también mencionaré la aptitud y espíritu que debería tener todo profesor para inspirar y motivar a sus estudiantes, de tal manera que estos se formen como profesionales integrales.
            Finalmente, quisiera con este artículo, aportar con mis humildes opiniones, un poco más acerca de tan extenso y profundo tema como es el de la educación y formación del Arquitecto, y aunque sé que me quedaré corto por la amplitud del mismo, espero al menos lograr transmitirles su importancia para quienes se inician en esa carrera y, por otro lado, la relevante misión que tiene todo docente de esa especialidad y de cualquier otra.


*


FORMANDO ARQUITECTOS

            La proclama Aristotélica que afirma: “Todos los hombres tienen el deseo natural de saber” (1), sigue muy vigente y actual.
            Incluso sabiendo que los filósofos tienden siempre a generalizar y totalizar, ciertamente esta afirmación puede aplicarse a la mayoría de las personas, lo cual constituye de alguna manera, una ventaja para los que tenemos el gusto de enseñar y transmitir conocimientos de cualquier tema.
            Por otro lado, quienes eligen hacer carrera en la Universidad, han dado ya hace tiempo sus primeros pasos aprendiendo y tienen sin duda algunos años en la educación, y por tanto, poseen su propia experiencia y criterios de ella, y también un método personal de aprendizaje que los ayudó en su camino de conocer.
            Es lógico entonces que al encontrarnos en el aula, estudiantes y profesores, tendremos y compartiremos una actividad altamente enriquecedora e importante de la vida como es aprender, y además aprender ambos, los unos del los otros y viceversa, y por tal razón cada parte debe querer lo que hace y hacer lo que quiere, (esto último dentro de ciertas normas, claro) lo que simplemente significa, que cada quien debe estar motivado.
            La motivación cambia y varía dependiendo de cada persona, y se obtiene por influencia de segundos a veces y otras por inspiración propia, pero el hecho es que esta es básica para todo aquel que ha de acometer cualquier actividad, o sea, como dice el viejo dicho, el que quiere puede, sin verdadero interés no hay logros.
            Resulta por tanto de todo lo comentado anteriormente, que el guía de un grupo debe sin duda desde el primer momento de su labor, mantener vivo el interés de sus estudiantes, de forma que estos estén consientes de cada paso en su aprendizaje y así de seguro, la motivación estará siempre presente dentro de estos sirviéndoles de norte.
            Merece un comentario aparte el punto de la conciencia, ya que si esta acompaña al aprendiz todo cambia diametralmente, y es que con ella el hombre puede ir más allá de las expectativas normales y conseguir logros bien importantes, pero por su complejidad y por existir en muchos y diferentes niveles, (aun cuando pienso que en realidad es solo una) e incluso, a veces no existir en ciertos individuos, no podré si no dejarla aquí mencionada en estas líneas, ya que es tema que merecería un trabajo aparte.

            Hasta aquí entonces podemos resumir y ver claramente lo siguiente:
1)     El profesor debe poseer sin duda vocación para enseñar, lo que ciertamente implica, buena disposición y aptitud, mente abierta, buen uso de la analogía y habilidad para comunicarse y conectarse con sus estudiantes, entre sus principales capacidades y virtudes para de esta forma poder mantener el interés de estos siempre activo.
2)    Los estudiantes por su parte han de contar entre alguno de sus atributos, con un criterio bien amplio, bien desarrollada creatividad, mucha apertura y receptividad hacia lo nuevo, habilidades manuales y artísticas (aun cuando hay día muchos aspectos de la educación están computarizados), y un buen sentido colectivo y humanístico, para nombrar alguno de los básicos.
3)    Por último, se necesita un buen programa de materia y el apoyo de un método de enseñanza equilibrado, para completar el ambiente perfecto y emprender así la misión de formar profesionales.
Sumando entonces todos estos factores que les he mencionado, tendremos con certeza una buena base para impartir conocimientos a nuestros aprendices, y de esta manera darles una buena e integral preparación, para su futura labor profesional y hasta para su vida del día a día.
Podríamos seguir al infinito con un tema tan interesante y apasionante como lo es este de la formación de Arquitectos, pero en este trabajo, que es un simple ensayo, quisiera exponerles también otros temas, por lo que dejaré hasta aquí este punto para hablarles y comentarles ahora un poco acerca del Arquitecto.


*

EL ARQUITECTO

            Que oportuno que en este artículo hablemos de la educación referida al Arquitecto, pues al hablar de este, justamente es bueno hacerlo desde su formación como tal.
            En este sentido, Mario G. Salvadori menciona lo siguiente: “La Arquitectura tiene que ver con el arte, la ciencia, el hombre mismo, los materiales, la política y el dinero” (2). Esto entonces nos hace ver más claro el porqué el Arquitecto debe ser un profesional integral, ya que este está justo en el medio de la ciencia y el arte, tratando de mantener un equilibrio entre ambos, pero con acento en lo humano ya que su obra es para el bien de la gente.
            El profesional de la Arquitectura idóneo debe ir más allá del simple destacar con su obra, del aprovechar al máximo un espacio solo por aumentar ganancias, y del confundir arte y arquitectura. Su verdadero ser es el usuario, las personas, de quienes es su servidor y benefactor, por lo que no deberá tener límites a la hora de buscar conocimiento, ya que todo lo referido al hombre es complejo, y por tanto así será la solución aportada por el Arquitecto si quiere lograr el bien de aquellos a quien dirige su obra.
            La Arquitectura es por tanto compleja, ya que involucra conocimientos muy variados y distintos, y el Arquitecto debe capacitarse en toda esta serie de conocimientos si quiere manejar y producir una verdadera Arquitectura, o al menos, una Arquitectura completa. En ella intervienen cientos de factores y el Arquitecto es uno más de esa suma de factores, y sabiendo además que cada cosa es en parte, producto de la experiencia del que la realiza, entonces la buena preparación y formación de nuestro profesional será vital.
            La afirmación de E. Raskin. “La Arquitectura es fruto de la cultura más que de la tecnología” (3), nos dice claramente que solo la parte técnica de esta carrera no será suficiente para su buen empleo, el Arquitecto debe buscar más, y por tanto habrá de estudiar también temas sociales, humanísticos, históricos y críticos, y además en una época como esta, ecológicos y ambientales también.
            Ningún conocimiento será despreciable si aspiramos a realizar buena Arquitectura, y en cualquier área, por contradictoria que pudiera ser puede hallarse la clave para un buen proyecto como los que hoy constituyen ejemplo de esa buena Arquitectura de la que hablamos.
            Los Arquitectos hoy día pueden intervenir en múltiples y diferentes áreas que antes se daban por descontadas para estos, pero dado su carácter y perfil y por esa formación integral que deben adquirir, han ampliado de forma muy considerable sus posibilidades de laborar y desarrollarse en nuevos terrenos, por lo cual se entiende que cada vez deban dominar más temas.
            En síntesis, desde la misma facultad de Arquitectura, o sea, desde el propio inicio de su camino, el Arquitecto ha de aprender bien, mucho y de todo, trabajando tanto para el desarrollo de su mente como para el de su espíritu, y enfocando en su obra hacia el bienestar y desarrollo ideal de la gente, para así ser “El delineador, el historiador de su sociedad y de su época” (4).


          
*

LA CREATIVIDAD

            Al desarrollar el tema de la Arquitectura y del Arquitecto y su formación, no puedo dejar de hablar también de la creatividad y de dos de sus complementos, como lo son, investigación y observación.
            Seguramente es innata en muchas personas, pero la creatividad se puede también desarrollar y, lógicamente, es la facultad de Arquitectura uno de los mejores lugares para hacerlo. La cuestión es, que esta es muy importante para el Arquitecto, pues después de recibir su formación básica, es una de las cosas que lo guiará para seguir aprendiendo, incluyendo también claro está, toda la experiencia que vaya obteniendo en su devenir como profesional.
            Una mente creativa es la herramienta principal de todo profesional que trabaja con la imaginación, y para alimentar esta facultad o capacidad nada mejor que la ayuda de mucha curiosidad y observación e iniciativa para investigar, ya que la Arquitectura, así como las otras ciencias y en verdad todas las cosas, no se detienen nunca, siguen desarrollándose y renovándose constantemente, lo que conlleva al Arquitecto a estar siempre un paso adelante y preparado para aportar soluciones a todas la situaciones que se le presentan.
            Ahora bien, es obvio que este punto de la creatividad, observación e investigación es un tema más bien personal de cada individuo, o sea, propio y ligado al carácter de cada cual, pero justamente si hablamos de formación integral, estas y otras habilidades deben ser incluidas por todo guía que aspira a impartir conocimientos a todos sus estudiantes, para ser más completa la educación que imparte, ya que estos finalmente más adelante han de convertirse en sus propios maestros para seguir avanzando, y así puedan depender de ellos mismos.
            Por esta razón, mientras los aprendices de Arquitecto están transcurriendo su formación académica, hay que aprovechar también ese tiempo para sumar al conocimiento de las materias que han de cursar, toda esa sabiduría que está en nosotros mismos, derivada de nuestra experiencia personal y de otras fuentes, (maestros, padres, lecturas, etc.), la cual no se puede encontrar en ningún texto, ya que esta solo resulta de ese intercambio que se da en el aula entre las vivencias de profesor y estudiantes, y es la que logra inspirarnos para ser creativos.
            En ese debate de ideas que se produce en el salón de clases, (“Brain Storming” como se le dice en el área de publicidad), es donde se origina toda esa sapiencia que nos complementa e irá a enriquecer el potencial que vive dentro de cada individuo y que todo guía debe lograr que este exprese.
            Por supuesto, también la investigación y observación propias de cada estudiante harán su parte, y así es como cada quién obtendrá una preparación y formación idóneas para servir a cualquier sociedad del planeta, y ser un profesional íntegro y eficaz.
            Finalmente, nada mejor para complementar todo lo mencionado antes, que contar con un ambiente de libertad como el que existe en toda Universidad, y el que inspiraron pensadores como Rousseau, Voltaire, Simón Rodríguez y otros, para hacer de este maravilloso camino de aprendizaje la mejor y más importante labor que cualquier ser humano ha de emprender, y que constituirá su más preciado valor en la vida.


*

COMENTARIOS FINALES

            Cada vez que uno se ocupa de desarrollar el tema de la educación y la formación, tiene serias dificultades para limitarlo, ya que aparte de ser muy extenso y profundo, es realmente apasionante, por lo que a muchos nos agradaría hablarlo y comentarlo largamente y sin límites. Quizás por esta razón, gran número de mujeres y hombres le dedican a este su vida y permanecen así conectados al saber permanentemente como docentes
            Es que el conocimiento, realmente abre puertas inimaginables a los individuos que escogen cualquiera de sus caminos, y los lleva a experimentar y vivir cosas extraordinarias, ya que a un cierto punto, la ciencia logra conectarse con el espíritu, y ahí es donde cada ser humano empieza a crecer de verdad.
            El aprender nos hará personas siempre mejores, por lo que hasta una enseñanza obtenida a través de una simple experiencia de vida será importante y útil para nosotros, y nos llevará hacia la parte más compleja y profunda del conocer, como es la de conocerse a sí mismos, por eso me alegra que nuestro insigne filósofo tenga razón y el saber sea algo natural en todos.

 
*

(1)    Aristóteles, “Metafísica”, Libro I
(2)    Mario G. Salvadori, “Arquitectura su panorama social, ético y económico” (Prefacio)
(3)    (4) E. Ranskin,”Arquitectura su panorama social, ético y económico”.
* Fotos seleccionadas del buscador google, tema Arquitectura